10 Errores que no debes cometer al montar un negocio

Actualizado: 23 de jun de 2019




1- Montar el negocio de tus sueños: El éxito de un negocio nada tiene que ver con tus sueños, encuentra razones objetivas y de mercado para hacerlo porque son las únicas que valen.

2- Montar un negocio para un hijo, tu mujer, tu marido o un gran amigo, para que “hagan algo”: Una de las causas de fracaso más frecuentes es la poca implicación del que está al frente del negocio ya que sólo se siente realmente implicado aquel que toma la iniciativa, es su proyecto y se juega su dinero.

3- Montar un negocio y creer que podrás dedicarle sólo una parte de tu tiempo: Todo negocio necesita un período intenso de aprendizaje, rodaje y ajuste, que no es posible sin una dedicación absoluta y sin condiciones.

4- Montar un negocio sólo porque está de moda y “un conocido se está forrando con él”: Participar en una oleada de apertura de negocios iguales o similares que proliferan en el mercado, suele conducir a la saturación y al cierre de la gran mayoría de ellos.

5- Tener certeza absoluta de que el negocio funcionará a la primera y no prever un plan alternativo o fondos de reserva: Casi nunca un negocio funciona plenamente a la primera, prevé siempre un plan B y mantén una reserva por si los resultados tardan más de lo previsto. Prevé, también, la posibilidad de una retirada ordenada, nadie puede tener jamás la seguridad de que un negocio funcionará.

6- Montar el negocio endeudándolo excesivamente, montarlo sólo con financiación ajena o con socios “financieros” suele ser la mejor fórmula para acabar perdiendo el negocio, sobre todo si va muy bien.

7- Dedicar más tiempo, dinero y esfuerzo al local o a otras cuestiones menores que al lanzamiento del negocio. Te sorprendería la cantidad de negocios que han cerrado por no comprender que lo más importante en un nuevo negocio debe ser conseguir clientes. Esta debe ser la principal ocupación del emprendedor (tiempo, esfuerzo y ¡dinero!).

8- Rendirse demasiado pronto: Toda idea de negocio necesita un período intenso de aprendizaje, rodaje, ajuste o reorientación. Nunca te rindas a la primera.

9- Rendirse demasiado tarde: Hay ideas de negocio que no funcionan, por estar mal planteadas o ejecutadas, por haberse anticipado o por razones imprevisibles de mercado. Si se llega a esta certeza (de forma estudiada, clara y razonada) hay que cerrar lo más pronto posible, perseverar en el error lo único que conlleva son costes adicionales.

10- Montar un negocio a ciegas. Antes de comenzar tu propio negocio, piénsalo bien, estudia bien el mercado y la competencia, haz las cuentas y un buen plan de negocio con objetivos y presupuesto ... y no lo pongas en marcha ni gastes nada hasta que lo tengas claro, eso no te garantizará el éxito, pero hará que el fracaso sea mucho más improbable


7 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Email: info.primer.cuadrante@gmail.com

Teléfono: +56 9 6417 5086

Santiago de Chile

Links

© 2018 Primer Cuadrante SPA. Proudly created with Wix.comTérminos de uso  |  Políticas de privacidad